Razer DeathAdder Chroma

11 Marzo 2015 por Quetedigo

Razer Synapse

Ampliar foto Razer DeathAdder Chroma

La iluminación va a poder ser configurada con todo lujo de detalles; se puede configurar de manera independiente tanto la iluminación de la rueda como la del logotipo, tres tipos de iluminación (un cuarto para desactivarla) y el color que queramos. Todo ello aplicados a los perfiles que queramos, además de poder aplicar esta config a todos los productos Razer que tengamos listados en la parte inferior de la ventana.

Ampliar foto Razer DeathAdder Chroma

Uno de los aspectos más relevantes que ofrece Synapse es la configuración de la superficie, en la pestaña de Configuración; podremos escoger el tipo de superficie con dos opciones, alfombrillas de Razer y un segundo grupo genérico.

Ampliar foto Razer DeathAdder Chroma

Al usar una alfombrilla Razer, tenemos el modelo disponible en la lista, así que procedemos a marcarla como la que tenemos. Pasados unos segundos, el software guarda la opción; aquí pide que no se mueva el ratón mientras se configura esta opción.

Antes de configurar la superficie, recién conectado el ratón, notábamos ciertos tirones o paradas del cursor en pantalla. Una vez configurada la alfombrilla correcta, el cambio fue espectacular, total suavidad, 0 paradas

Ampliar foto Razer DeathAdder Chroma

El gestor de macros no podía faltar y el de Razer es muy fácil de usar; opción para grabar retraso real o un valor fijo, o sin retraso. Recordemos que todos estos ajustes, el software lo guarda en la Nube, en la cuenta que tenemos que abrir para poder usar el software; es un sistema que permite que todo lo que configuremos, va a quedar guardada, sin intervención del usuario.

Pruebas realizadas

Hemos estando el DeathAdder Chroma durante unos días para hacer las prueba lo más real posible; compramos el ratón, instalamos, configuramos y listo; es un modelo enfocado para juegos, por lo que el uso en Windows es el correcto.

Jugamos a Dying Light, DOTA2 y Battlefield 4 con un único perfil de sensibilidad establecido en 1.800 DPI; en juegos MOMA como Dota2 podemos echar en falta más botones, aunque el teclado nos ayudará con esta tarea. En juegos de acción una alta sensibilidad es genial para estos títulos; Dying Light es un titulo que se juega rápido, vertiginoso; el ratón responda al milímetro a las órdenes, con un tacto muy cómodo en su uso.

Respecto al peso, encontramos este ratón algo ligero por sus grandes dimensiones; visualmente parece más pesado, pero no es así. Este asunto es irresoluble porque el ratón no presenta sistema de pesos, pero éste es un aspecto que depende de cada usuario, claro.

En títulos como Battlefield 4 requiere de un ratón certero en sus movimientos y de gran sensibilidad; el uso de vehículos normalmente requiere gran sensibilidad en el ratón. Las 10 000 DPI son suficientes para cualquier tipo de jugador, sea cual sea su estilo de juego. Aquí viene el asunto del cambio de sensibilidad; no vamos a poder cambiar entre sensibilidades (algo básico según las clases que usemos durante el juego) a no ser que tengamos un teclado Razer compatible, que perrmite bindear una tecla de éste para el cambio de sensibilidad desde el software Razer Synapse. No sabemos si finalmente esto será un acierto o no, pero lo que sí está claro es que el hecho de no haber botón físico para el cambio de DPI, resta puntos al ratón, más aún cuando es una característica demandado en ratones gamer.

A 10 000 DPI el ratón vuela; con muy poca superficie podremos realizar giros con un simple toque de ratón; para el manejo de vehículos aéreos se hace excelente, ya que disminuye en gran medida el uso continuado del ratón para evasiones, piruetas, etc. No todo el mundo puede usar esta resolución, el ratón se hace incontrolable si no entrenamos poco a poco nuestra mano; recomendamos buscas un valor máximo que se ajuste a nuestras habilidades y situaciones personales.

Conclusión

Nos gustaPuede mejorar
Excelente diseñoSin botón para cambio de DPI
Iluminación RGB independiente, se puede desactivar
Perfecto mallado del cable, conector chapado en oro
Software de control Razer Synapse, sencillamente genial
Sensor óptico de 10 000 DPI, gran respuesta y control

Razer apuesta por los renovados sensores ópticos con nada menos que 10 000 DPI, que lo hace un modelo todo-terreno, compatible para cualquier tipo de usuario. La edición Chroma ofrece una iluminación espectacular en el ratón, con todo el espectro RGB a nuestra disposición. Cable y conector de excelentes calidades, un ratón grande, buen control, totalmente configurable gracias a Razer Synapse, un software muy bien terminado, intuitivo y fácil de usar. No podía ser el ratón perfecto, la ausencia de botón físico para cambio de DPI es algo que echarán en falta los que busquen un ratón para jugar; los agraciados de tener un teclado Razer, no tendrán ese problema. El Razer DeathAdder Chroma pone a nuestra disposición 10 000 DPI en un excelente sensor óptico, exclusivo diseño, totalmente configurable y con iluminación RGB.

Producto recomendado

Valoración: 4.8/5

Producto cedido por Razer

Producto/EnlacePrecio (11/03/2015)
Razer DeathAdder Chroma57 € (IVA Inc.)