Caja Thermaltake Chaser MK-I

22 Septiembre 2011 por Quetedigo
 · Análisis / Redacción: Quetedigo  · Fotos y montaje: Pablo J
 · Publicado por: Quetedigo  · Fecha: 22/09/2011

Producto cedido por Thermaltake

Ir a la página de Coolmod

Thermaltake sigue apostando fuertemente por un diseño arriesgado para sus nuevos modelos de caja, con estética gamer y unos cuidados detalles. La Chaser MK-1 es uno de los nuevos modelos del fabricante, una caja tipo full tower donde podremos instalar todo el hardware que queramos, incluso un sistema de refrigeración líquida. Un gran sistema de ventilación compuesto por tres ventiladores (con posibilidad de incluir otros dos), filtros antipolvo, dos puertos USB 3.0 y un sinfín de características que la hacen un modelo robusto e interesantes.

Especificaciones del producto:

Fabricante Thermaltake
Modelo Chaser MK-I (VN300M1W2N)
Formato ATX y Micro-ATX
Dimensiones (Alto x Largo x Ancho) 567,9 mm x 581,6 mm x 237 mm
Peso 11,1 kg
Material Acero SECC y plástico
Bahías · 4 x 5,25" externas
· 1 x 3,5" interna
· 6 x 2,5" / 3,5" internas
· 1 x 2,5" / 3,5" externa Docking
Sistema de ventilación · Delantero: 1 x 200 mm ColorShift / 600~800 RPM / 13~15 dBA (incluido) ó 2 x 120 mm (no incluidos)
· Trasero: 1 x 140 mm TurboFan / 1.000 RPM / 16 dBA (incluido) ó 1 x 120 mm (no incluido)
· Superior: 1x 200 mm ColorShift / 600~800 RPM / 13~15 dBA (incluido) ó 2 x 120/140/200 mm (no incluidos)
· Inferior: 1 x 120 mm (no incluido)
· Lateral: 1 x 200 mm (no incluido)
Conexiones frontales · 2 x USB 3.0
· 2 x USB 2.0
· 1 x e-SATA
· 1 x Audio y micrófono
Ranuras de expansión 8 ranuras PCI
Extras · Filtros antipolvo en todo el frontal
· Acceso trasero al backplate
· Bahía docking superior de 2,5"/3,5"
· Filtros antipolvo extraíbles en lateral, frontal y fuente de alimentación
· Control de velocidad y de luces para los ventiladores frontal y superior
· Soporta disipadores de hasta 180 mm de altura y gráficas de hasta 33 cm de longitud

Presentación y vista en detalle:

Ampliar Foto Caja Thermaltake Chaser MK-I

La Chaser MK-I es una caja de tipo full tower, compatible con placas ATX y Micro ATX. Destaca su diseño y unas características que la hacen ser un modelo muy a tener en cuenta.


Ampliar Foto Caja Thermaltake Chaser MK-I

La Chaser MK-I se acompaña de un manual de instalación, tornillería necesaria para su instalación, una bandeja y tapa para un dispositivo externa de 3,5", además del speaker para nuestra placa.

Lo primero que llama la atención es el diseño escogido para esta Chaser con unas medidas impresionantes, 56 cm de alto, 58 cm de largo y un ancho de 23,7 cm, un espacio interior suficiente para montar cualquier hardware, incluso de gama alta.


Ampliar Foto Caja Thermaltake Chaser MK-I

El frontal sin puerta consta de cuatro bahías de 5,25" externas, una de ellas convertible a 3,5" gracias a la tapa y adaptador que viene con la caja.

Abajo, zona microperforada para mejorar la ventilación del ventilador frontal; el ventilador aquí montado es de 20 cm con iluminación en varias tonalidades. El frontal se extrae fácilmente dando acceso al filtro antipolvo, el cual podemos quitar para limpiarlo.

Para los gamers, un curioso detalle es una pequeña pieza en el lateral izquierdo para colgar los auriculares.


Ampliar Foto Caja Thermaltake Chaser MK-I

La zona superior es una de las más interesantes; el botón de encendido se encuentra en el centro, seguido de una bahía de tipo dock.


Ampliar Foto Caja Thermaltake Chaser MK-I

Los ventiladores delantero y superior pueden ser controlados tanto en velocidad como en iluminación. Disponemos de tres botones, dos de ellos para modificar la velocidad de los ventiladores y el tercero, para recorrer los modos de iluminación.


Ampliar Foto Caja Thermaltake Chaser MK-I

Al otro lado tenerlos dos puertos USB 3.0, otros dos de tipo 2.0 y un puerto e-SATA. La conexión de los puertos USB 3.0 se realiza ya con los headers correspondientes para conexión directa a placa; ya no es necesario pasar los cables hasta la zona trasera y conectarlo a los puertos I/O de la placa.


Ampliar Foto Caja Thermaltake Chaser MK-I

El dock, perfectamente integrado en el chasis, admite discos duros SATA ya sean de 2,5 ó 3,5 pulgadas. Para los discos de 2,5 pulgadas, podemos incluir cualquier tipo, mecánico o SSD; la ranura para este tipo de discos está siempre abierta, algo que puede ser perjudicial ya que puede entrar polvo.


Ampliar Foto Caja Thermaltake Chaser MK-I

Con un disco de 3,5 pulgadas la unidad queda perfectamente encajada, sobresaliendo aproximadamente dos tercios.


Ampliar Foto Caja Thermaltake Chaser MK-I

La parte trasera no contiene ningún elemento extraordinario, fuente ubicada abajo, 8 ranuras de expansión y tres orificios para refrigeración líquida.